Minientrada

Soluciones “lógicas” que NO resuelven un problema

pear-2010022_640

-Decirte a ti mismo o a alguien “¡contrólate! ¡Relájate!”. En muchos casos, sabemos que el nerviosismo escapa a nuestro control y es quizás más una actitud de aceptación de ese mismo nerviosismo la que nos ayuda ante una situación complicada.

-Decirte o decir “sé natural”, “sé espontáneo”. La naturalidad solo se adquiere con la práctica repetida: camino naturalmente porque lo he practicado muchas veces, conduzco con naturalidad por la práctica mantenida en el tiempo, hablo con naturalidad en público porque he practicado y me expongo con frecuencia…

-Aparenta lo que no eres para que te acepten. Tarde o temprano terminará saliendo nuestro verdadero yo… Lo positivo es perder ese miedo atroz a ser rechazado.

-Cumple las expectativas del otro. Perdemos nuestros propios intereses y abandonamos el camino personal que nos hemos fijado. Insisto, lo positivo es perder ese miedo atroz a ser rechazado.

-Piensa que este mundo es lógico, justo y que en él, todos tienen lo que se merecen. Esto, como sabemos, no es real y el pensar en estos términos nos puede hacer mucho daño. El mundo y las personas no responden a las leyes de la lógica, ni de la justicia ni del merecimiento.

-Piensa que los demás siempre tienen la culpa y que tú no tienes ninguna responsabilidad: actitud dañina ante la vida y sus acontecimientos.

-Espera siempre que los demás sean agradecidos y que se comporten como deseamos o como nos comportaríamos nosotros. Esto no nos trae nada más que quebraderos de cabeza y problemas con amistades o conocidos.

-Adquiere confianza, seguridad y autoestima pero no te enfrentes a tus miedos. El adquirir seguridad es muy positivo, siempre y cuando esa seguridad se logre enfrentándose a situaciones o personas temidas. La seguridad no es algo que nos cae del cielo, sino que se logra actuando ante circunstancias que nos producen miedo.

**Basado en “Entiende y Maneja tu Ansiedad”. J. A. García Higuera y J. García Ureña.

 

 

Cita

La pregunta del milagro

Esta entrada va a ser bastante breve e influida directamente por un tipo de terapia denominada Terapia centrada en soluciones.

Piensa en un problema de tipo psicológico que te preocupe y defínelo: soy inseguro, me relaciono inapropiadamente con la gente, soy tímida, tengo ansiedad, estoy deprimido, tengo unos pensamientos muy negativos. Intenta que esa descripción sea muy completa. Céntrate esa parte problemática que tienes.

Piensa si existen excepciones al problema, ¿existen momentos o situaciones en las que el problema no ocurre o no tiene lugar? Escribe esas excepciones.

Ahora, imagínate que dentro de unos meses te levantas y detectas que el problema se ha resuelto en su totalidad, ¿en qué lo notarías tú? Desarrolla la respuesta.

¿Y en qué lo notarían los demás (amigos, familiares, compañeros, conocidos)? Desarróllala también.

Reflexiona brevemente sobre las respuestas anteriores.

Lo que buscamos es centrarnos en esa parte de solución que todos tenemos, no en la parte problemática que nos atormenta.

Espero que sea de vuestra ayuda.

jay mantri