Mitos sobre el TDAH

read-316507_640

Desconocemos la causa concreta del Trastorno por Déficit de atención, con o sin Hiperactividad. Esto hace que, en muchas ocasiones, se diagnostique con demasiada frecuencia, no obstante,  hoy por hoy, no se ha demostrado que estas personas tengan una característica biológica diferente al resto. Parece no tratarse de una enfermedad, sino de un modo diferente de funcionar: los denominados hiperactivos, explicado de forma muy general y simple, necesitan moverse con frecuencia, tienen que cambiar el foco de su atención cada poco tiempo y pueden ser muy impulsivos debido a la dificultad para mantener la atención, tanto con tareas motrices largas, como con tareas cognitivas largas. Por otra parte, existen personas en las que predomina la parte inatenta, es decir, son activos pero no tanto como los anteriores, sin embargo, muestran constante inatención y distracción.

Existen muchas opiniones con respecto al TDAH, tanto de profesionales, como por parte de no expertos. En muchos casos, se cree que el destino de un niño hiperactivo es extremadamente desalentador. Por ejemplo:

-Fracasarán en sus estudios medios y nunca realizarán estudios superiores.

-Se convertirán en delincuentes habituales.

-Serán adictos a las drogas.

-Fracasarán en sus empleos y acumularán despidos.

-Carecerán de amistades.

-Fracasarán en sus relaciones.

-Padecerán depresiones crónicas.

-Tendrán mayor riesgo de suicidio.

Estas afirmaciones se derivan de algunos estudios en prisiones y en consultas de psiquiatría, donde se encontraron numerosos casos de personas hiperactivas, pero los resultados nunca se han podido trasladar a la población general. Por ello:

-El factor de pronóstico más importante de la delincuencia es la pobreza.

-El más importante del consumo de drogas es la inadaptación social y familiar, el rechazo e hiperexigencia por parte de los allegados.

-El mayor predictor del fracaso escolar es el retraso acumulado en habilidades básicas como lenguaje y matemáticas.

-El mayor predictor de la falta de amistades es la carencia de habilidades sociales: asertividad, comunicación, resolución de conflictos, etc.

-El más importante factor del fracaso afectivo es la falta de capacidad de amar y la ausencia de conductas amorosas hacia el otro.

-Uno de los mayores predictores de una depresión CRÓNICA es un desajuste del sistema emocional en situaciones de estrés.

-Y el mayor factor de pronóstico del suicidio es padecer una depresión aguda sin tratamiento.

La situación no es inamovible. Un niño hiperactivo necesita principalmente amor, comprensión y apoyo por parte de su familia, aceptando a ese hijo o hermano tal y como es, y suministrándole unas pautas educativas equilibradas (como vimos en un post anterior), siempre poniéndole en manos de expertos (médico, educador, pedagogo y psicólogo) que puedan plantear un tratamiento adecuado en todos los ámbitos de su vida.

**basado en publicaciones de AMADÁ, en colaboración con Fundación Calvida y Grupo Albor-Cohs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s