¿Cuándo es un problema un atracón?

Todos tenemos la experiencia de vivir un atracón, sin que necesariamente sea el indicio de una patología. Un atracón no es obligatoriamente el síntoma de un trastorno de la alimentación, pero sí hay factores que pueden predisponernos a realizarlo, por ejemplo:

-Hoy tengo un día malo!!! O estoy aburrido! Tener emociones o sentimientos de tipo negativo: rabia, tristeza, ansiedad, aburrimiento…

-Realizar o haber llevado a cabo dietas restrictivas y/o prohibición de un alimento o alimentos determinados.

-Sentir ansia por la comida. El ansia es un estado motivacional de búsqueda de comida y su consecuente ingesta, similar al que tiene lugar en el consumo de sustancias, que nos lleva a buscar la sustancia.

-Tener un nivel elevado de hambre de partida.

-Exposición a alimentos placenteros para la persona  en concreto (por su olor, sabor, textura, etc.).

¿QUÉ CARACTERIZA UN ATRACÓN Y CUÁNDO DEBEMOS TENER CUIDADO?

En primer lugar, indicar que, como todos sabemos, en un atracón comemos una cantidad excesiva de comida en un corto periodo de tiempo y, además, tenemos la sensación de pérdida de control (“no puedo parar de comer”).

Hay que tener especial cuidado si, durante esta pérdida de control, comemos rápidamente y nos sentimos muy llenos, empachados, con una sensación desagradable, comiendo, incluso, aunque no sintamos hambre o a deshoras, y tenemos un sentimiento muy negativo, a disgusto con nosotros mismos, experimentando culpabilidad o estado de ánimo deprimido  por haber comido o por haber perdido el control.

Las patologías serias relacionadas con el atracón son la Bulimia Nerviosa y la Obesidad, y en el nuevo manual de trastornos mentales (DSM-V) también se cita el Trastorno por Atracón (frecuente en países como Estados Unidos).

Es muy conveniente recurrir a un especialista en el caso de que el atracón vaya seguido de conductas de tipo purgativo o compensatorio. Recordaros que, no solamente el hecho de vomitar tras un atracón es una conducta purgativa, sino que también lo es el utilizar excesivamente los laxantes o enemas, para eliminar lo ingerido lo antes posible, y los diuréticos (para eliminar líquidos).  Asimismo, los atracones pueden ser problemáticos cuando se acompañan de comportamientos compensatorios, como hacer ejercicio físico compulsivamente tras la ingesta o ayunar drásticamente.

En los casos anteriores, el profesional tiene que averiguar qué desorden puede estar detrás de esos comportamientos y si hay algún otro problema asociado, ya que con mucha frecuencia es así, existiendo, además, problemas de imagen corporal, autoestima o de otras clases.

food adult

Anuncios

Un comentario en “¿Cuándo es un problema un atracón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s