Minientrada

TOC, TOC… ¿¿Existe solución??

Esta entrada es la continuación de la anterior (sobre el TOC) y está referida a su tratamiento, que propongo desde mi corriente: parece que la intervención más eficaz para el TOC, es una herramienta llamada “prevención de respuesta con exposición”, acompañada de una técnica de relajación. Como digo en estos casos, siempre debe realizarse bajo la supervisión de un profesional y con la ayuda de la familia del paciente.

Básicamente consiste (explicado de una forma muy simplificada) en exponer prolongadamente a la persona a aquel estímulo que teme, sin poder realizar la conducta o respuesta de neutralización. Al principio del tratamiento, la persona sentirá una fuerte ansiedad (como siempre que tenemos que exponernos a algo que nos da miedo o asusta), tratándose, posteriormente, de que se dé cuenta de que aquello que teme no ocurre en la realidad, reduciéndose, consecuente y progresivamente, su ansiedad. Esto se pauta en consulta, para realizarlo a lo largo de la semana y valorando mucho los pequeños pasos que da el paciente. Contar con la ayuda de la familia es muy buena idea, ya que supervisarán a la persona en ausencia del terapeuta. Tiene relevancia máxima el hecho de que el individuo se exponga a sus obsesiones, se “inunde” de ellas, sin realizar la compulsión; que se dé permiso a comprobar que no pasa nada si piensa esas cosas. Le ayudamos enseñándole a aplicar alguna técnica de relajación apropiada para él, que le facilite un poco el trance de no realizar la compulsión. Para estas personas es muy difícil tener éxito en el control de esas conductas, por lo que debemos ser comprensivos, empáticos y pacientes.

Posteriormente, basándonos más en la razón, podemos trabajar la responsabilidad excesiva, analizándola de forma más cognitiva, de modo que tenga menos importancia en su vida. Bajo mi punto de vista, esto es un trabajo racional que debe llevarse a cabo cuando la persona aprenda a controlar la exposición y la prevención de respuesta, que es lo más complicado.

Paralelamente al trabajo de la responsabilidad, puede también llevarse a cabo otra serie de técnicas o herramientas para poder solucionar problemas asociados con el TOC, o que conviven con él, pero eso depende de cada paciente. Cada persona es un mundo y hay diversidad de campos personales susceptibles de mejora; unos pueden formar parte del problema de TOC y otros ser independientes.

Fuente: Flickr

Fuente: Flickr

Anuncios

2 comentarios en “TOC, TOC… ¿¿Existe solución??

  1. maria dijo:

    Soy una chica de 31 años, recuerdo tener trastornos de este tipo desde hace ya unos 20 años. Actualmente sigo un tratamiento consisitente en 200 mg. De Aremis.
    Necesito saber como complementar el tratamiento porque he visitado especialistas que no han podido ayudarme…
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s