¿Qué estoy sintiendo? ¿Es una crisis de ansiedad?

keyboard-155722_640

En los medios de comunicación y en las conversaciones del día a día nos referimos, con excesiva frecuencia, cuando sucede una desgracia, al término “crisis nerviosa” o “ataque de ansiedad”. Este término se utiliza en demasía, ya que normalmente no se trata de un ataque propiamente dicho, sino de un estado de fuerte nerviosismo y ansiedad, sin darse la sensación de pánico, que es lo que define al ataque. Esto también hace que, cuando una persona realmente sí está padeciendo un ataque de pánico, no reconozca los síntomas que está sufriendo, incluso pueda confundirlo con otro problema distinto. Puede aparecer intenso temor por estar sufriendo un infarto, por estar perdiendo la cordura o por estar muriendo, cuando en realidad lo que sufre es un fortísimo estado de ansiedad y la persona no puede explicarse qué le está sucediendo.

Los ataques de pánico mantenidos y repetidos en el tiempo pueden convertirse en un trastorno que puede darse con agorafobia (miedo a las situaciones en donde la persona no se siente seguro o es difícil o embarazoso escapar) o sin ella. Esto necesita ser evaluado y diagnosticado por un profesional de la salud mental. Si detectamos que nuestros ataques se repiten y que empezamos a temer que vuelvan a ocurrir y comenzamos a evitar situaciones, hay que visitar a un profesional que pueda ayudarnos. Pero ¿qué es concretamente un ataque de ansiedad? ¿Qué es aquello que, de forma general, se denomina crisis de ansiedad o ataque cuando realmente es un estado de fuerte ansiedad derivada de un acontecimiento muy negativo? Lo que aquí vamos a describir es el episodio concreto y aislado de un ataque de pánico, sin incluir lo que pudiera constituir un trastorno:

Un ataque de pánico consiste en un periodo discreto de miedo muy intenso, de malestar, terror y aprensión, acompañado muy frecuentemente de sensación de peligro, de catástrofe inminente e impulso de escapar.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR), tienen que tener lugar cuatro o más síntomas de los que exponemos a continuación, que aparecen de repente y alcanzan su máximo en diez minutos o menos:

–          Palpitaciones o ritmo cardíaco acelerado.

–          Sudoración.

–          Temblores o sacudidas.

–          Sensaciones de falta de aire o ahogo.

–          Sensación de atragantamiento.

–          Dolor o malestar en el pecho.

–          Náusea o malestar abdominal.

–          Sensación de mareo, de inestabilidad o de desmayo.

–          Desrealización (sensaciones de irrealidad o extrañeza respecto al mundo exterior; se percibe el mundo o los demás como extraños, mecánicos, etc.). Despersonalización (sensación de extrañeza o distanciamiento de uno mismo; nos percibimos como extraños, como en un sueño, como fuera de nuestro cuerpo, distanciados de nosotros mismos, etc.).

–          Miedo a perder el control o volverse loco.

–          Miedo a morir.

–          Parestesias (entumecimiento u hormigueo).

–          Ráfagas de calor o escalofríos.

Cuando aparecen menos de cuatro síntomas, se habla de ataques de pánico limitados, que puede traducirse en un estado de ansiedad fuerte pero más o menos considerado normal. Si estos ataques se repiten con frecuencia y dan lugar a otros problemas (por ejemplo, sentir temor porque se repitan, aprensión, anticipación de los mismos, interferencia en nuestra vida, evitación de situaciones, lugares o personas) debemos buscar ayuda para manejar los síntomas, ya que tratamiento existe y este estado de ansiedad se puede aprender a manejar. A pesar de los síntomas tan llamativos e intensos que poseen los ataques de ansiedad puntuales, no son peligrosos para el paciente ni para su salud, sino que principalmente son muy molestos y desagradables pero, en cualquier caso, pueden ser corregidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s